buy coumadin address wound where can I buy crestor abilify chancroid buy strattera puerperal sepsis zyprexa lamictal pustule

París II

Fecha 23/01/2013 | Autor: | Etiquetas Personal |--> 6 Comentarios »

 

Lo prometido es deuda.

He estado muchas veces en París. Pero cada vez que voy descubro nuevos sitios y cada vez me sorprende más, será porque cada vez voy más relajada sin la necesidad de conocer tal y tal sitio como cuando vas a una ciudad nueva con tu lista de quehaceres ineludibles. Aunque si he de decir que hay paradas básicas que repito siempre. Estos días han sido de lo más relajado con planes muy divertidos, a los que si llegas bien y si no también.

Mi amiga Elvira ya salida de cuentas me recibió en su casa de Rue Pernelle al ladito del ayuntamiento, y con una tripa que no le cabía me tuvo caminando toda la tarde sin respirar, pero antes tomamos una deliciosas crêpes dulces y saladas en la mejor crêperie que he conocido hasta ahora (harina bio y mantequilla de Chez Bordier). Está en Le Marais y se llama Breizh Café, un espectáculo para los amantes de las crepes.

 

Como tuve la feria Maison et Object, no fue hasta el sábado junto a Alberto cuando empecé a caminar por París bajo la nieve con 3 puntos claves entre Place Vendome, el alto Marais y St Germain. Una parada obligatoria en París es Colette, una concept store con una increíble selección de libros, velas, electrónica, moda etc… Mi gran adquisición el libro de The Selby, muchos conoceréis este site especializado en las casas y dueños más creativos del mundo, pero tenerlo entre tus manos y en tu casa mola más.

Bajamos por St Honoré hasta llegar al templo de los caprichosos: FLEUX. Ya van por la cuarta tienda en la misma calle (será por algo), la selección de decoración más divertida con marcas que por cierto ya han estado en Rue Vintage 74 (la Cerise sur le Gateau, Bonjour Mon Cousin y muchas más). Compramos un Scratch Map, una especie de “rasca gana” donde vas rascando en un mapa mundi los países que has visitado – un aterrizaje para descubrir que me queda casi todo el mundo por recorrer.

De Fleux al Marais.

 

Y aunque suene a chiste y como ya he conocido la gastronomía francesa desde muy pequeña, me dejé llevar por una recomendaciones de lo más sugerentes: Ten ten pie en el animadísimo argentino El Clásico, sólo hacen empanadas pero merecen la pena. Y en el portal de al lado el mexicano Candelaria, unos tacos increíbles con un guacamole excepcional sobre nachos home made entre tragos de “Especial” (por cierto de noche su trasera clandestina se pone hasta arriba, un planazo).

 

Doblando la esquina en dos minutos estábamos en la tienda de niños más bonita del mundo Bontom (ya os hablé en mi anterior viaje a París) pero el cambio de decoración merece la pena compartirlo. Un universo genial para los pequeños pero sobre todo para los adultos.

Y a pocos número en el mismo Boulevard Beaumarché la mítica tienda Merci. Enamorada de sus papeles pintados y trampantojos de puertas, de las maletas vintage enteladas en Liberty.

La Rue du Temple y todo el alto Marais a St Germain. Parece que París, nunca se acaba…

Cenamos en el Hotel Amour que recomienda Inés de la Fressange y muchos más amigos, unos coktails deliciosos aunque el mojito Champagne (¿a quién se le ocurre?) una bomba para calentar motores y tomarte una deliciosa hamburguesa entre gente entregada a la noche sobradamente estilosa. Las habitaciones del hotel son de lo más sugerentes con una modalidad de alquiler por horas que según sus propietarios (dueños del conocidísimo Hotel Costes) es ideal para “descansar, tener una reunión (¿?) o para un encuentro pícaro”. Ahí lo dejo.

El domingo por la mañana atravesamos las Tullerías nevadas con 15cm en un silencioso paseo bajo la nieve dirección al Musée d’Orsay para disfrutar de la exposición de la Moda y el Impresionismo, un recorrido por la sociedad y la moda de la segunda mitad del siglo XIX, un repaso a las tendencias de la moda parisina con cuadros de los grandes pintores impresionistas. ¡Llegamos justo a tiempo, se acababa el 20 de enero!

Tomamos el brunch en Derière en un loft escondido en el fondo de un patio de la calle china, un sitio muy original con un brunch más o menos rico, con una decoración absolutamente genuina con mezcla de lámparas de los años 50 y 60 sobre una mesa de ping pong XXL y una iluminación oscura que lo convierte en un lugar algo misterioso, para los fumadores existe una habitación muy fricki a la que accedes por un armario. Eclecticismo 100% entre espejos y sillones barrocos con un público de grandes contrastes. Una resaca entre amigos o una lectura del más intelectual.

Vuelta a Madrid con la cabeza llena de ideas. ¡Feliz miércoles!

 Imágenes Rue Vintage 74 salvo 1 Time out, 2 Pinterest, 17 y 18 Purple Diary 19 y 20 Derière

6 Comments on “París II”

  1. 1 Sialsiquiero said at 9:02 on enero 23rd, 2013:

    ¡Qué gusto encontrar sitios así! París es una maravilla de ciudad!

    Sí al sí quiero

  2. 2 Harmony said at 10:10 on enero 23rd, 2013:

    París siempre carga de energía a cualquiera, ofrece sitios impresionantes, preciosas fotografías.
    Qué ganas de volver!!!

  3. 3 Olaimar said at 10:14 on enero 23rd, 2013:

    Ohhhhh, preciosas fotos, qué gozadita de escapada, me apunto las direcciones
    Un beso
    Yolanda

  4. 4 Carolina said at 12:37 on enero 23rd, 2013:

    que envidia me das!!!
    estoy deseando conocer paris, disfrutar de sus calles, del estilo, de la arquitectura y de esas exposiciones de arte.
    Sin duda, un gran viaje.
    Estare pendiente de cada detalle.
    Un besazo
    Carolina

  5. 5 Dámaris said at 11:09 on enero 24th, 2013:

    Son espectaculares las fotos!!

    Saludos desde Madrid.

    http:\\hotcinnamon.blogspot.com

  6. 6 Beatriz said at 12:45 on enero 24th, 2013:

    Mil gracias! Guardo toda la info! Me encanta tu blog! Felicidades!,