Indira Paganotto & David Morago

Mientras Morago plasma sus creaciones en sus inmensos lienzos monocromáticos, Indira compone en su estudio los temas que después ven la luz en los mejores clubs del mundo. La música y el arte llenan su vida, y aunque son ciudadanos del mundo han construido en la Sierra de Madrid su casa soñada, un oasis lleno de paz con reminiscencias a la isla de Lanzarote, ahí conviven con el resto de la familia, Tekila & Bacon. Bienvenidos.

Lo llevan en la sangre, David, hijo y nieto de artistas, pasó gran parte de su infancia entre lienzos, y en el Museo de Ciencias Naturales, donde analizaba y contemplaba a los animales estáticos, también sus registros y catalogaciones, todas estas vivencias son las culpables de su representativo y reconocido estilo hiperrealista tan vinculado a la naturaleza.

"Nuestra casa forma parte de nuestra obra."

“Vivir aquí es algo inspirador."

|

Indira, mitad italiana, mitad canaria, heredó de su padre la sensibilidad a la música y su carácter libre, médico de profesión y DJ en los años 90 en Goa, de su madre Italiana, le viene la fuerza y el carácter, ambos inspiraron a Indira para precozmente empezar a crear música a sus 16 años. Hoy recorre el planeta por los mejores clubs del mundo, diseña moda, cocina y crea en cada una de sus facetas.

"Esta casa es como un templo para nosotros, es un lugar que nos llena de paz."

“Ser artista, es ser una persona que busca la auténtica verdad."

|

FOTOGRAFÍA: Marta Tena · VIDEO: Bratvolk